Negocios En Tiempos De Pandemia

 
«Recuperar la economía, eso es más reversible que revivir a las personas»
Bill Gates.
 

Por: Óscar Eduardo Santiago Sevilla

Con la cantidad de información que recibimos hoy en día es difícil no alarmarse y ser presa de la incertidumbre, citas como: pandemia global, nuevos casos confirmados, defunciones, crisis económica, recesión, que desde hace ya semanas ocupan los titulares de los principales medios de comunicación, publicaciones y prácticamente se están integrando a nuestro día a día.
 
Si, creo que es importante estar informados, atender las indicaciones y anteponer en todo momento el bienestar de nosotros y quienes nos rodean; pero al tiempo también considero que en esté estado de alarma podemos ser fácilmente victimas del miedo, que en un primer momento puede llevarnos a paralizarnos y posteriormente incluso a estar en un estado de estrés constante, debilitando nuestro sistema inmunológico y haciéndonos presa fácil de esa o cualquier otra enfermedad. El miedo y la desinformación son entonces los enemigos a vencer, en tiempos como estos no podemos permitirnos el lujo de discutir por quien tiene la razón, peor aún, formar parte de un movimiento creciente de noticias falsas y especulaciones, debemos como sociedad ser objetivos y pensar de que manera podemos contribuir a que todos salgamos adelante; la situación existe, no la pedimos, no nos gusta, pero es lo que hay ¿Qué podemos hacer al respecto?¿Cómo nos volvemos parte de la solución?.
 
Debemos aceptar la idea de que el mundo no volverá a la normalidad que un día conocimos, aceptar que las normas por las que regimos nuestras interacciones, nuestras vidas y nuestros negocios no volverán a ser las mismas y que es posible que los retos más grandes a enfrentar aún estén por venir; sin embargo podemos elegir en todo momento la actitud con la que le plantamos cara a cada situación; paralizados por el miedo, llenos de temor, incluso con coraje o frustración por todo lo que se ha perdido o agradecidos con todo lo que aún conservamos, creativos para que los cambios venideros nos lleven a nuevas oportunidades y a formar parte en los nuevos modelos de negocio que habrán de generarse, incluso el permitirnos una pausa para re plantear lo que es realmente importante en nuestras vidas.
 
La invitación es entonces para nosotros como emprendedores y como empresarios, busquemos el lado positivo y mantengamos el rumbo en esa dirección, por más complicado que parezca; es verdad, teníamos metas, planes estratégicos, crecimientos que hoy ya no nos será posible llevar a cabo, al menos no de la forma en que la que los pensamos en un inicio. Sin embargo es momento de pensar en nosotros como agentes de cambio, líderes dentro de las organizaciones, grupos de influencia y redes que pueden ayudar a darle la vuelta a la situación, es tiempo de pensar en nuestros colaboradores, en nuestras familias y seres queridos; ellos confían como lo han hecho siempre en nuestras decisiones, en nuestro sentido de solidaridad y creen en nuestras opiniones, seamos entonces un faro que les lleve a afrontar esta situación con la seriedad necesaria, pero también con la esperanza de que vendrán tiempos mejores.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*