El mundo laboral wellness post-Covid 19

Por: Francesc Torrent – CEO WellTalent

El Covid-19  provocará muchos cambios en nuestras vidas, principalmente en nuestros hábitos. Y es que tras el confinamiento, también nos encontraremos con un nuevo panorama laboral, que tendrá que adaptarse a la prevalencia del virus (pues a falta de vacuna continuarán las medidas de precaución) y a sus efectos económicos, al que el sector wellness no será ajeno. 

Desde la crisis de 2008 hemos visto la transformación del mundo laboral que transita hacia la economía colaborativa o gig, un ambiente que ha propiciado el surgimiento de freelancers, aplicaciones móviles de autoempleo, emprendimientos y  flexibilidad en la contratación de personal. Posiblemente, el Covid-19 acelerará este modelo laboral para las próximas generaciones de profesionistas y emprendedores.

Es interesante que estos cambios reorganizarán a las empresas: por una parte deberán adaptar sus espacios y métodos de trabajo, modificar su relación con empleados y clientes e incluso ajustar el  sistema de reclutamiento, pues es probable que las compañías busquen que sea eficiente, dinámico y digital para evitar citar a los candidatos e incluso entrevistarlos a través de videollamadas.

Por otra parte, los profesionistas necesitarán adaptarse a estos cambios. En muchos casos las  herramientas digitales les permitirán evitar el cruce de sus CVs  En casos, como la industria Wellness, será una oportunidad para poner a prueba, la ya existente,  movilidad de sus profesionales entre las distintas empresas que conforman la industria del bienestar.

Pero, ¿Qué ocurrirá en México?…El escenario en México es de complicada lectura, pues ha sido uno de los países con un comportamiento mixto ante la pandemia, manteniendo un flujo continuo de personas en las calles. De igual manera, muchas empresas han mantenido abiertas sus puertas ante la disyuntiva de cerrar y quizás ya no abrir después de la pandemia, o mantener sus actividades durante el confinamiento y tratar de evitar lo peor, tanto a nivel económico como en salud. Por tal motivo, es difícil vaticinar lo que sucederá en México.

Por otra parte, la industria wellness se  enfrenta a otra  situación extraordinaria como la recesión de 2008, de la cual logró salir adelante mediante  distintas estrategias que  apoyaron y fomentaron  el crecimiento de la cultura del bienestar en la década pasada. En distintos casos, se mostró que la gente mantuvo parte de su presupuesto personal  dirigido a servicios relacionados con el wellness.  

Un ejemplo, la  adaptación del sector a la crisis económica, fue el aumento del concepto low cost en gimnasios y tratamientos en clínicas de belleza. Esto permitió la apertura de más pymes wellness, un incremento en profesionales del sector, innovación constante en servicios y un mayor conocimiento de la cultura wellness (especialmente en la generación millennial y centennial). Pero con el COVID encontramos un precedente único que representa una limitante tan significativa para el sector wellness como lo es el contacto físico generando malestar entre sus consumidores  y una situación que afecta directamente en la confianza del sector wellness.

En algunos países, la industria wellness  considera que  recuperará  la confianza  del mercado  en un período de entre 6 y 12 meses; en algunos casos como gimnasios, los propietarios tratan de  impulsar protocolos de higiene para regresar lo antes posibles, lo mismo ocurre en las estéticas  y spas con sus empleados.  Un caso particular es el de los  fisioterapeutas, pues se presenta una oportunidad en el proceso de rehabilitación de pacientes de Covid-19 aunque muchos de los centros de recuperación en los que laboran permanecen cerrados.

Teniendo esta referencia de la industria wellness  es probable que el sector adopte un modelo  laboral basado en las necesidades inmediatas de los negocios, con jornadas laborales flexibles y adaptadas exclusivamente a la demanda del mercado. Algunas empresas, y freelancers del sector,  recurrirán a la posibilidad de abrir servicio a domicilio, aún así, esto no será suficiente para el profesionista en su economía personal. Aunque,  esto permitirá mayor independencia en el profesional para trabajar en distintos sitios y con propuestas de su  verdadero interés.

Ante esta disyuntiva, las herramientas digitales serán básicas para crear protocolos de seguridad sanitaria, pero también herramientas digitales para participar en un cambio más rápido y eficiente del mundo laboral de los profesionales existentes y los próximos a incorporarse en el sector wellness. Plataformas y aplicaciones listas para permitir una circulación libre y constante de profesionales wellness listos para trabajar y empresas listas para mantenerse vigentes.

info@getwelltalent.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*